Tatuarte.org

La historia del tatuaje 4. Grecia y Roma


Imágenes del artículo »

... como podría ser el águila, símbolo habitual presente en la imaginería del ejército romano.

Según algunos estudiosos existen evidencias incuestionables de que estas marcas de pertenencia al ejército se realizaban en las manos de los soldados. Aetio, médico romano del siglo VI, escribe en un tratado acerca de estos tatuajes, y relata que se realizaban en las manos de los soldados, e incluso da información acerca de la técnica de tatuaje que se empleaba, en la que antes se limpiaba la zona a tatuar con jugo de puerro, conocido por sus propiedades antisépticas. Aetio aún va más allá y nos detalla la fórmula de la tinta que se empleaba en estos tatuajes, la cual combinaba, madera de pino de Egipto (principalmente la corteza), óxido de bronce, y vitriolo mezclado con más jugo de puerro. Esta tinta se elaboraba moliendo en óxido de bronce con vinagre, mezclándolo con los demás ingredientes hasta hacer un polvo fino. Este polvo se diluía en dos partes de agua por una parte de jugo de puerro y se mezclaba hasta que estaba perfectamente mezclado.

El diseño se realizaba, perforando la la piel hasta que se producía sangre, y después la tinta se embadurnaba sobre la zona, para que penetrase en la herida.

Los estigmas . La palabra para tatuaje en latín es “stigma”, y su significado original todavía se encuentra en los lenguajes modernos. Entre varias acepciones posibles, “stigma” define “perforación hecha con un instrumento puntiagudo”, “marca distintiva realizada en la carne de un esclavo o criminal”, y también “marca de desgracia o vergüenza”.

Imágenes del artículo


Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas

La historia del tatuaje 4. Grecia y Roma title=
Arriba